jueves, 26 de diciembre de 2013

Salinas romanas de Iptuci


En el término de Prado del Rey (Cádiz), situados a mas de 100 km de la costa, existen unos manantiales de los que salen agua de manera constante durante todo el año, a una temperatura media de 25º y con un contenido salino de 28 gr/l. Ello se debe a que el agua atraviesa, antes de aflorar, materiales triásicos de naturaleza margo-arcillosa, ricos en yesos y sales solubles. Toda el agua no aprovechada de los manantiales es recogida por el arroyo Salado.

Este fenómeno natural dio lugar a  la construcción de unas salinas cuya explotación data de la época fenicia, hace unos 3.000 años, alcanzando su máximo esplendor en la época romana. La ubicación de estos manantiales condicionó el emplazamiento en el siglo II de la ciudad romana de Iptuci, de la que aun quedan restos en el cercano Cabezo de Hortales. Este asentamiento romano llegó a acuñar su propia moneda.

Previa llamada telefónica concertamos una visita con José Antonio su propietario. Podemos divisar las salinas desde el carril que se dirige a la antigua explotación. Las salinas conservan las antiguas pozas construidas alrededor de los manantiales. Al fondo se divisa el cerro Cabeza de Hortales, donde estuvo situada la ciudad romana de Iptuci.

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Paramos en el pequeño almacén de las Salinas donde José Antonio nos esperaba. Aquí se puede comprar cualquier día sal en venta directa. En la época fenicia se pagaba en sal hasta que aparece la primera moneda acuñada en bronce, con dos caras, por un lado tiene una rueda con ocho radios y por otra la cara del rey de esa época.

Salinas Romanas de Iptuci



Primero nos mostró el nacimiento o manantial que surte de agua a las salinas. En esta zona y en distintas propiedades existen cuatro manantiales pero solo este se encuentra en explotación. Son las únicas salinas de interior de toda la provincia de Cádiz.

Salinas Romanas de Iptuci



El agua atraviesa materiales margo-arcillosos, ricos en yesos y sales solubles que le proporciona un contenido salino de 28 gr/l.. Lo hace de manera constante durante todo el año, a una temperatura media de 25º. Alrededor podemos ver la sal que queda tras la evaporación.

Salinas Romanas de Iptuci



La sal cubre todos los márgenes

Salinas Romanas de Iptuci



El agua posee también naturaleza ferruginosa y en en un primer tramo se acumula en estas balsas llamadas calentadores, donde se almacena y se calienta el agua. También se va decantando el hierro.

Salinas Romanas de Iptuci



Después continúa por gravedad a través de un pequeño canal o acequia construida con tejas hacia los cristalizadores situados a un nivel inferior.

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Desde aquí podemos ver gran parte de las salinas en explotación.

Salinas Romanas de Iptuci



Mas adelante se dirige hacia un pequeño acueducto construido para salvar un pequeño arroyo estacional.

Salinas Romanas de Iptuci



Los restos, de posible origen romano, se encontraban enterrados y el acueducto ha sido reconstruido conservando todos los elementos originales.

Salinas Romanas de Iptuci



El canal del acueducto

Salinas Romanas de Iptuci



Unos metros mas arriba y paralelo al puente que nos permite cruzar el arroyo, se conserva el antiguo acueducto de madera que construyó el abuelo de José Antonio.

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Y llegamos a la zona de los "cristalizadores", donde se realiza la última evaporación del agua y el proceso de extracción de la sal.

Salinas Romanas de Iptuci



Los cristalizadores están rodeados de canales donde el agua tiene una última fase de calentamiento antes de entrar en ellos.

Salinas Romanas de Iptuci



Mediante unas pequeñas compuertas se le da entrada al agua desde el canal hacia los cristalizadores. Se han aprovechado las mismas estructuras que emplearon los fenicios y romanos.

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



El proceso de recogida de sal ya ha comenzado como podemos ver. El proceso tiene lugar durante los dos meses de verano en los que extraen mas de 300 toneladas de sal. Nos cuenta José Antonio que cada cristalizador puede llegar a tener seis recogidas de sal. Cuando recogen la sal de un cristalizador  le meten agua de nuevo y en una semana de calor puede estar listo para volver a recogerla. Si sopla levante  la cristalización se puede reducir a tres días. La extracción la hacen en las primera horas de la mañana antes que apriete el calor. En el período más intenso la realizan por la noche a la luz de los focos.

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Cristalizadores

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



La recogida de sal se realiza de manera totalmente artesanal, igual que lo hacían los romanos, sin maquinaria industrial, con las mismas herramientas que antaño: la zoleta para picar la sal, el rastrillo para recogerla, la pala para sacarla fuera y el carrillo de mano para transportarla. La base de los cristalizadores es de piedra natural. En la sierra por la noche baja bastante la temperatura pero la piedra mantiene el calor.

Salinas Romanas de Iptuci



El rastrillo

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Aquí podemos a ver a Antonio en plena faena

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Para poder extraerla primero se pica la capa de sal

Salinas Romanas de Iptuci



Luego se pasa un rastrillo de madera para ir acumulándola

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



José Antonio, el propietario, en plena faena con el rastrillo.

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Una vez extraída la sal se deja sobre plásticos una o dos semanas para que se seque y luego se envasa.

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



La sal cristaliza y se adhiere sobre cualquier objeto

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Al otro lado y a un nivel inferior hay mas cristalizadores

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Aquí podemos apreciar mejor el suelo de piedra.

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Aquí vemos un antiguo molino que se usaba para triturar la sal.

Salinas Romanas de Iptuci



Pero no todo lo que se extrae es sal gorda. También hay otros productos:

A la izquierda la sal gorda y a la derecha la flor de sal. La flor de sal es la primera capa que flota en el agua y hay que extraerla manualmente con mucho cuidado. Si cogemos un grano de sal gorda entre los dedos y apretamos no se rompe. En cambio la flor de sal se tritura fácilmente. Es una sal de gran calidad y pureza, que favorece y acentúa el sabor de los alimentos.

              Sal gorda                                                                 Flor de sal                          
Salinas Romanas de Iptuci
Salinas Romanas de Iptuci



A la izquierda vemos la escama de sal y a la derecha la pirámide de sal. La escama se forma en la superficie del agua por la tarde. Por la mañana ya no queda nada porque se va hacia el fondo para formar el grano. Se utiliza en pescados y carnes a la brasa y se le echa justo antes de servir el plato.  La pirámide de sal es el primer proceso en la formación del grano, es la más complicada de sacar porque tiene su día y su momento. Es un producto innovador que se emplea en la decoración de los platos.

                       Escama de sal                                                          Pirámide de sal                              Salinas Romanas de IptuciSalinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Su excelente flor de sal:

Salinas Romanas de Iptuci



Salinas Romanas de Iptuci



Haz click encima para aumentar la imagen

Salinas Romanas de Iptuci



Vídeo realizado por el IAPH sobre las Salinas Romanas de Iptuci:




Como llegar: carretera  A-372 de Arcos de la Frontera hacia el Bosque, en el km 24,8, a unos 400 metros después de pasar el restaurante los Molinos, tomamos un carril de tierra a la derecha donde se encuentra un cartel del Camino de la Romería y en unos 400 metros llegaremos a las salinas.

Salinas Romanas de Iptuci

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Si tu comentario no aparece en 24 h, quizás no sea el lugar adecuado. En ese caso utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO

YA ESTÁ EN VIMEO EL DOCUMENTAL SOBRE LOTHAR BERGMANN: EL DIBUJO DEL TIEMPO

El Dibujo del Tiempo